Un Planeta: “No somos una banda purista”

ArteZeta habló con Un Planeta, una banda joven de La Plata que conjuga sonidos synth pop con ritmos ochentosos. Una amalgama entre lo clásico y moderno que da origen a un sonido propio.

Por Pablo Díaz Marenghi

Nacidos hace cuatro años, Un Planeta es un grupo que se nutre del más clásico synthpop y new wave de los ochentas para modernizarlos y crear un estilo propio. Con una propuesta bien popera, alegre y bailable, produjeron y grabaron su último disco Refugio bajo su propio sello -Dice Discos. Doce canciones con melodías que le cantan al amor, a la amistad y al no rendirse ante la adversidad. Oriundos de La Plata, cuna de innumerables bandas de la nueva escena independiente, se resisten a caer en lugares comunes a base de sinceridad y frescura a la hora de componer sus canciones. ArteZeta habló con ellos respecto a sus comienzos, su forma de ver la música, la autogestión y sus proyectos para este 2015 que recién comienza pero ya los vislumbra inquietos y con muchas ganas de salir a tocar.

AZ: ¿Cómo y cuando surge Un Planeta?

Un Planeta: surge a fines de 2010 como un trío de bajo guitarra y bateria. Gastón tenia algunas canciones maqueteadas en la computadora y el primer paso fue tratar de ejecutarlas de alguna manera para pocos meses después salir a tocar. Estuvimos un año tocando de esa manera hasta que en septiembre de 2011 se sumó Agus (Lafuente) con los teclados. En ese momento la banda se terminó de armar. Pocos meses después grabamos nuestro primer disco, como un experimento, grabando y mezclando todo nosotros.

AZ: ¿A qué se debe el nombre de la banda?

UP: Teníamos una fecha y no teníamos nombre. Había un tema que se llamaba “Un Planeta”. Nos pareció interesante la idea de un planeta que tiene movimiento, climas y una vida propia. El cambio es algo que nos motiva constantemente.

AZ: Son de La Plata, cantera inagotable de bandas independientes -muchas de las cuales replican fórmulas y sonidos- ¿Qué creen que tiene ustedes que los diferencia del resto de las bandas actuales?

UP:  Es algo dificil de definir. Creo que nosotros somos sinceros con lo que nos pasa y lo que nos surge, lo que está es lo que nos sale. No somos una banda purista. Nos gusta jugar y experimentar mucho con el sonido, mezclamos y producimos nuestros discos. Eso hace que nuestra música tenga una impronta personal.

AZ: Hace algunos meses lanzaron Refugio, su segundo album. ¿En qué creen que se diferencia de su antecesor?

UP: Refugio es el resultado de un par de años de trabajo en vivo y en los ensayos. Es un disco compuesto con los cuatro integrantes, a diferencia del anterior que fue un proceso de un año en el que veníamos tocando como trio y Agus tuvo que amoldarse a lo que ya estaba armado. En este disco cada uno encontró más su espacio. Está mas trabajado desde la sección rítmica y los sintetizadores, dejando mas lugar para la voz sin tanta capa de guitarras. Algunas canciones son mas sintéticas en cuanto a la forma pero más complejas en arreglos. Hicimos un laburo más profundo de producción.

AZ: Las canciones de Refugio cuentan anécdotas, odas a la amistad y al amor. ¿Qué los inspira a la hora de escribir las letras de sus canciones?

UP: Las letras las hace Gastón, en este disco algunas son más directas y no tan herméticas y tan personales como en el anterior. En general hay una fuerte idea de que la palabra tenga cierta musicalidad y que encaje ritmicamente con las melodías. Muchas veces la misma música genera la imagen para la letra. A veces quedan lugares abiertos para la interpretación, eso hace que uno como escucha pueda apropiarse de la canción e imaginar su propia historia.

AZ: Su sonido tiene reminiscencias pop bien clásicas y mucho synthpop de los ochentas. ¿Cuáles son sus principales influencias?

UP: Nuestras influencias son variadas, no hay un estilo o escuela a seguir. En el primer disco había mucho de lo que veníamos escuchando de toda la vida como David Bowie o Radiohead. En este disco metimos más sinthes con sonidos de los 80 y logramos algo que remite a eso. Nos gustan bandas como Wild Nothing, Phoenix o Melody’s Echo Chamber, que retoman un poco ese sonido, pero con un peso actual y contemporáneo. También caemos en que Virus nació muy cerca de casa. Pero en general, siempre estamos escuchando música nueva. Ahora estamos curtiendo mucho Flying Lotus y alrededores, cosas más conectadas con el Jazz y la electrónica.

AZ: No solo se manejan de manera independiente a la hora de grabar sus discos u organizar sus shows sino que también crearon su propio sello -Dice Discos- donde editan tambien proyectos de otras bandas. ¿De qué manera equilibran la tarea del músico con la de editor de un sello discográfico autogestionado?

UP: El tema con el sello surgió como una forma de juntar fuerzas para mejorar nuestras producciones, además de una plataforma de difusión. En general es complicado ya que los que estamos somos músicos o diseñadores y no muy buenos gestores o vendedores. Pero en general nos manejamos de manera organizada con reuniones grupales y con la idea de hacer las cosas lo mejor posible con los recursos que estén. El equilibrio es la búsqueda. Por ahora, está la motivación de generar cosas cada vez mejores y más profundas.

AZ: Cuáles son sus proyectos futuros de cara al 2015 en cuanto a giras y shows. ¿Seguirán presentando el disco?

UP: Nuestra idea es seguir tocando y moviendo nuestra música para donde se pueda. No tenemos cosas muy claras, pero por suerte la música viaja y repercute. Lo más cercano es el viernes 23 en Mar del Plata y el 28 de febrero en Niceto, en la presentación del disco de Sue Mon Mont. Este año es para tocar mucho y comenzar a componer un tercer disco.//z