Delta Venus: “Nuestra música es una expresión inevitable de ansiedades, placeres y paisajes temidos y anhelados”

Charlamos con Delta Venus sobre su EP debut y de cómo fue pasar un fin de año con Sean Lennon y Yoko Ono.

Por Joel Vargas

Intensa, es la palabra que define mejor la carrera de Delta Venus hasta al momento. Vean toda está data: tienen tan solo un año y ya grabaron un disco en el estudio Unisono, propiedad de Gustavo Cerati, y lo produjo Will Berman, baterista de MGMT. Fueron teloneros de Tame Impala y hasta pasaron un fin de año en el Dakota con Sean Lennon y Yoko Ono, zapando y rindiéndole tributo a Spinetta. Intensísimo, ¿no? ¿Querés un dato más? La foto que ilustra esta nota la sacó Sean en el estudio de su madre. Conexiones mágicas, le llaman ellos.

AZ: En tan poco tiempo les pasaron muchas cosas. ¿Cómo se sienten con todo lo que les pasó?

Delta Venus: Nos sentimos felices y muy agradecidos. Trabajar con Will Berman fue lo mejor. Una experiencia de canalización total de nuestro flash al servicio de la canción. Grabar en Unisono fue un lujo. Will no la podía creer cuando le conté que íbamos a grabar en el estudio de Gustavo Cerati. Y yo no podía creer que íbamos a grabar con Will Berman. La primera canción que grabamos ahí fue “Coronado”. No sé por qué elegimos empezar con esa. Pero en un momento caigo en la cuenta que esa canción la había escrito con mi hermano pensando en Gustavo como el pájaro iluminado del poema sufí que guía a todas las demás aves hacia la luz. Y fue muy conmovedor.

Lo de Tame Impala fue increíble. No sólo vimos un recital de otro planeta de una de nuestras bandas favoritas, sino que incluso tuvimos el placer de abrirles el show en un teatro colmado de gente que con muchísimo cariño (y considerando la euforia que había por que salieran los Tame Impala) no dejó de transmitirnos la mejor de sus energías durante los 30′ que tuvimos ahí arriba.

AZ: Hablemos un poco del encuentro con Sean y Yoko. ¿Cómo llegaron al Dakota? ¿Cómo terminaron zapando con Sean? ¿Y cómo fue tocar “Bajan” y hablar del Flaco con el hijo de Lennon?

DV: Estábamos en NY mezclando el disco y la noche de año nuevo Sean nos invita a pasarla con él y su familia. Empezar el año al lado del piano blanco de John Lennon mirando los fuegos artificiales del Central Park desde la ventana del Dakota fue una experiencia surrealista. Yoko Ono a mi lado aplaudiendo y festejando como una niña. Los días que siguieron nos hicimos más íntimos con Sean y terminamos varias veces zapando con él. Will le hablaba de Spinetta y  tocamos “Bajan” en su estudio porque es uno de los temas favoritos de Will. Lo loco fue ir en el auto de Will con el hijo de Lennon escuchando Artaud; y en un momento suena el tema ese (“A Starosta, El Idiota”) donde hay un fragmento de “She loves you” de Los Beatles y después un llanto….

AZ:¿Por qué eligieron grabar primero un EP antes que un LP? ¿Cómo llegaron a esa decisión?

DV: Grabamos 13 tracks pero nos pareció que estaba bien dosificar la entrega. Una especie de preview, de edición limitada.

AZ: Al escucharlos uno puede encontrar conexiones con el rock nacional argentino sesentoso y setentoso y con bandas clásicas del rock mundial. ¿Están de acuerdo con eso? ¿Cómo definirían a su música?

DV: La libertad de la banda reside en no definirse a través de un concepto o un conjunto de influencias, dado que nuestra música es una expresión inevitable de ansiedades, placeres y paisajes temidos y anhelados. Desconfiamos de la utilización de términos como ‘pop’ o ‘rock’ para describir y sintetizar la gran mayoría de las obras actuales. De hecho, las encontramos categorías insuficientes para referirse a todos los artistas que nos gustan.

AZ: ¿Cómo es un show de ustedes?

DV; Es un misterio.

AZ: ¿Cuáles son sus próximos planes?

DV: Menos sanata y más sonata.  Amor siempre.

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=zEWA_1kzKt8[/youtube]