La canción detrás del ruido

El  legendario líder y fundador de Sonic Youth, Thurston Moore, vuelve  a las bateas con un nuevo disco solista que ratifica su genio, figura y pasión por la búsqueda.

Por Claudio Kobelt

Como un llamador de ángeles acariciado por la brisa, así suena la guitarra de Thurston Moore en el comienzo de “Speak to the Wild”, tema que abre su nueva placa The Best Day, interesante registro de la creatividad inagotable y espíritu inquieto del talentoso guitarrista.

El inicio con la mencionada “Speak to the wild”  es un trance delicado, un camino hipnótico y con cierto hálito primario, casi animal, que a fuerza de repetición entra en el nervio del ritmo y seduce hasta inducir a un movimiento tan imperceptible como real.  “Forevermore”, por su parte, es una canción árida, áspera. Once minutos de un agudo mantra kraut que, junto a la incandescente “Germs Burn”, posee algunos guiños directos a su ¿ex? grupo Sonic Youth. La guitarra de Moore suena inesperada, viva, de una audacia inflamable e inextinguible.

El track tres, denominado “Tape”, es suave y profundo, con una exquisita y poderosa instrumentación acústica y un clima denso y sombrío gracias a un infinito trabajo de cuerdas. Los múltiples caminos, formas y colores que toma el sonido en “The Best Day”, cuarto tema del álbum, lo posicionan como uno de los posibles hits del disco. Rock, psicodelia, folk y experimentación para una canción multiforme. Mientras que “Detonation” es un explosivo punk de garage con toda la mugre propia del estilo sumada a la característica y punzante labor de Moore. Rabia contenida estallando en menos de tres minutos, como la banda de sonido febril para un pogo perfecto.

“Vocabularies” es un post rock electroacústico y oscuro, un sendero en círculos por un bosque cerrado y peligroso. “Grace lake”, en cambio, parece ser luz blanca, claridad que enceguece, pero ese es solo el comienzo. La canción cambia de rumbo a mitad de camino para mutar de un sonido puro y diáfano a un noise puntiagudo, como un alambre de púas hecho de sonido. Ruidismo demoledor y penetrante que ataca por todos los flancos para luego volver al tranquilo clima inicial. Uno de los puntos más altos del disco y que nos recuerda al mejor Thurston.

Para el final con “Germs Burn”, el sol vuelve a salir con otra canción que bien podría haber sido parte del historial de la juventud sónica. A los dos minutos de comenzado el tema, y tras un punteo de marcada alegría pop, todo cambia e inicia un riff bajo y grave, directo, seco, notablemente desafiante y pendenciero, con la voz de T. M. agitando la lucha, como el grito líder que inicia la revuelta. El tema también incluye un largo solo de guitarra, el cual peca de convencional y formal, todo lo contrario de lo que se pensaría de un ex Sonic Youth.

The Best Day tiene momentos de paz, de calma cancionera alternada con el más furibundo ataque de distorsión. En una reciente entrevista Thurston Moore reveló que compuso este disco solo con la guitarra en la calma de su habitación, sin pensar en el sonido de la banda o que pasaría después, y  eso se nota. Moore emprende una búsqueda sonora y compositiva adentrándose en el núcleo mismo de la canción, dejando de lado el caos crudo y omnipresente para esta vez probar, modificar y jugar con las texturas y estructuras de cada  melodía.

No tan ruidoso ni pesado como su último trabajo junto a Chelsea Light Moving, ni tan delicado y acústico como Demolished Thoughts, este trabajo de Moore se encuentra en algunos puntos bastante cercano al Sonic Youth de Washing Machine o el de NYC Ghosts & Flowers. Con un sonido limpio y atmósferas claras, The Best Day es un disco que cumple y supera las expectativas, teniendo en cuenta todo lo que siempre se espera de un ex S.Y.

Este es un disco menos explosivo, más natural, en una plena y sincera conexión con los  elementos. El ruido sigue ahí pero es otro, más puro, orgánico, de una libertad salvaje y calma. Late en sus dedos, en los fragmentos del silencio, en la punta de su lengua, en lo que hay detrás, en esa guitarra que suena, y sigue sonando, como ninguna otra sabe ni sabrá sonar.//z

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=1u_2BcmMDq8[/youtube]