Escuchando la noche

Nicolás Martin llega a la coqueta Sala Siranush de Palermo para presentar su celebrado quinto disco, El Nocturno. Antes de eso, habló de todo y en detalle con Artezeta.

Por Claudio Kobelt

Más que un simple registro discográfico, Nicolás Martin logró  con El Nocturno, su quinta placa de estudio, una obra de arte sin límites. Partiendo desde las canciones unidas en concepto, habitadas por un ser cruzado por la noche y lo sombrío, pasando por su variada instrumentación que incluye un ensamble de cuerdas conviviendo con guitarras eléctricas, baterías y pianos, hasta la edición de un libro con el arte que acompaña la edición física y el estreno de un cortometraje basado en la canción “Fuego”, el universo desplegado por y para El Nocturno parece no tener fin.

El Nocturno logra construir un mundo alrededor de sus épicas de desamor, un mundo que pinta con trazos de pura luz con esa voz gigante, bella e inconfundible. Luego de la fuerza y crudeza del anterior disco, Marea Viva, Martin despliega una musicalidad infinita, yendo de la furia a la melancolía, a veces de manera directa como un golpe en el pecho, y otras de manera etérea y dulcemente perceptible, siempre con una naturalidad que fluye y se siente.

Con motivo de la presentación oficial en vivo de su nuevo disco en la Sala Siranush, charlamos con Nicolás Martin acerca de este trabajo, su carrera, sus inicios junto a los emblemáticos Nuca, y las noches por venir.

AZ: ¿Cómo surge El Nocturno? ¿Cómo nace la idea de hacer un disco conceptual dedicado a la nocturnidad?

NM: El concepto se fue revelando al mismo tiempo que las canciones se iban desarrollando, por lo menos en este disco se dio de ese modo. No hubo una idea o punto de partida arbitrario que marcara un rumbo, fue mucho más intuitivo y caótico de lo que aparenta.

AZ: ¿Entonces no hubo un proceso de creación determinado? ¿Cómo trabajas habitualmente la composición?

NM: Casi siempre es de la misma manera, una secuencia de acordes con unas líneas de la letra, y de ahí se va desarrollando todo. Fueron pocas las veces que comencé desde el texto.

AZ: Además de estar cruzado por cierto espíritu sombrío de la noche, El Nocturno es un disco muy urbano, de lo nocturno en la ciudad…

NM: Estoy de acuerdo, también siento que tiene momentos de mucha intimidad, y profunda introspección.

AZ: El disco también tiene un packaging muy original, el cual fue muy elogiado y destacado en diversos medios. Contame un poco acerca de esa idea.

NM: La idea y realización son de Emilia Perego. Con el correr de los días iba tomando más fuerza la idea de ese personaje de la noche y esa aparente transformación que estaba transitando. Pensamos en un posible relato, ahí aparece por primera vez la idea de hacer un libro, y a continuación las ilustraciones y todo ese universo visual.
Primero convocamos a los amigos y luego fuimos contactando a los artistas que nos gustan sin conocerlos, e intentamos empaparlos del espíritu de este personaje nocturno, y nos fue muy bien. Inmensos artistas completan la lista de participantes del libro. En un principio parecía imposible concretar un proyecto como este, inmersos en la más profunda independencia, pero contamos con la energía indicada y todo prosperó.

AZ: El Nocturno es un disco decididamente rockero pero con una sensibilidad pop: arreglos de cuerdas, impronta literaria… ¿Cómo lo definirías? ¿Cómo contarías vos de que se trata tu música?

NM: Se me hace muy difícil definir, o hablar de mi música. Tuvo muchas etapas diferentes, y eso tiene que ver también con la gente con la que me encuentro trabajando en cada uno de esos momentos, los discos son un reflejo de eso, de un momento determinado. Si tengo que buscar un hilo conductor de todas esas etapas, inevitablemente pienso en la canción, la canción como género. Por eso si tuviera que definir mi música, diría que mi música solo se trata de canciones. De canciones y de algo más que no sé qué es hasta que lo tengo en frente.

AZ: Y siguiendo con ese tema ¿Te sentís parte de la nueva escena independiente argentina? ¿Hay artistas que sientas afines en estilo o búsqueda?

NM: Soy un artista independiente de esta época, pero no me siento parte de la nueva escena, y no porque no me guste, simplemente no me encuentro tan vinculado a los músicos y bandas que son identificados con dicho movimiento, por geografía, o casualidad. No lo sé, simplemente no ocurre. En relación a los artistas que pueda sentir afines, justamente son los que están geográficamente más cerca: Guillermo Beresñak, Juanito El Cantor, Coiffeur… hacen un trabajo excelente.

AZ: Con Nuca fuiste parte fundamental de poner la zona oeste del conurbano bonaerense en el mapa musical del país ¿Estas al tanto de la nueva escena que tiene la zona oeste hoy en día?

NM: Me gustaría estar más al tanto de lo nuevo, sobre todo para dar una opinión. Muchas de las cosas que conozco me gustan mucho, otras por ahí no tanto. Lo bueno es que sigan pasando cosas nuevas, y que podamos hablar de eso.

AZ: Volviendo a El Nocturno, el disco presenta una profundidad musical casi infinita, muchos instrumentos, arreglos y una pureza sonora envidiable ¿Es este tu disco más complejo, o al menos el más difícil, de llevar al vivo?

NM: No sé si es el más complejo. Darle personalidad a un disco de canciones siempre es difícil. Lo que hace que los shows se hagan un poco más complicados es que somos muchos, y sumado al espacio físico, tocar con cuerdas también te obliga a resolver algunas cuestiones técnicas. También creo que el lado intimo que tiene el disco necesita un contexto determinado para florecer.

AZ: En estos días se cumplió un año del lanzamiento de El Nocturno  ¿Ya estás trabajando en un nuevo material o sentís que aún tiene mucho por recorrer?

NM: Estoy escribiendo cosas nuevas, siempre hay canciones dando vueltas. Todavía no siento un rumbo concreto, o un disco en proceso, por el momento son solo canciones, veremos cuando se produce ese clic que transforme esas canciones en algo más. También quedan cosas por hacer con El Nocturno, pero creo que después del 9 va a haber más claridad en relación a esto.

AZ: Hablando de eso ¿Con qué se encontrarán aquellos que concurran a la presentación del disco?

NM: Estamos armando un show con mucha seriedad y cuidando los detalles. Vamos a tener una muestra con las obras del libro El Nocturno, incluyendo el corto realizado por Fernando Radl. Seguramente sumemos también un pequeño repaso por los discos anteriores, me gusta mucho hacerlo.

AZ: Pasaron más de diez años desde Girasoles de Plomo, tu primer disco solista. ¿Cómo recordás hoy aquel disco y cómo lo ves a la distancia y en comparación a tu último registro?

NM: Lo recuerdo de la mejor manera. Hay un punto en común entre Girasoles y El Nocturno: El Chávez (Ndr: El Chávez, productor de ambos discos mencionados de Martin). Girasoles de Plomo se grabó en la Casa Yatay, en el marco de lo que se llamó Yatay Discos. La Casa Yatay estaba en Morón y contenía el desarrollo de muchísimos proyectos. Shambala, Nuca y Yicos ensayaban ahí, y como si esto fuera poco se encontraba Chávez con una computadora dispuesto a registrar cualquier cosa que le pongan adelante, desde un lavarropas quemado, hasta un disco de canciones como Girasoles de Plomo. Toda la gente de Yatay participó de ese disco de muchas formas diferentes. Cada vez que suene una canción de Girasoles se hará presente el espíritu de esos días. Bienvenido sea.//z

Nicolás Martin en vivo
Jueves 09 Octubre – 21 Hs en Sala Siranush (Armenia 1353).

Entradas a la venta en Ticketek (Promociones especiales con disco incluido solo en su Facebook).

[youtube]http://youtu.be/MEebnE31ttA[/youtube]