Boiler Room: la caldera de las vanidades

Buenos aires fue sede una vez más de la fiesta electrónica más selecta: Boiler Room. Aquí una crónica descarnada de lo acontecido.

Por Alan Ojeda

¿Bailar un sábado? Está perfecto, el domingo se descansa sin problemas, pero los lugares están llenos. ¿Bailar un viernes? Está bueno terminar la semana así, pero mucha gente suele trabajar el sábado por la mañana. ¿Bailar un jueves? Simplemente perfecto, porque nadie que conozco puede estar ahí, donde los chicos cool con billetera abultada y ropa pomposa creen vivir la exclusividad. Algo en ese cinturón VIP falla, estoy en la puerta: oficio. Alsina 940, mejor conocido como State, una disco del mainstream porteño, qué novedoso. Hay una serie de portones negros de metal y afuera no se ve ninguna persona esperando. Son las 19:30, hora en la que la prensa debería llegar si quería entrevistar a los Djs. Toco un timbre y espero. No se escucha ningún ruido. En la parte superior del portón se abre una rejilla desde donde me miran dos ojos cansinos.

-¿Si? ¿Qué necesitas? –me pregunta con voz poco amistosa.

-Prensa. Artezeta -le respondo sin verbos y sin conectores, como si fuera en código. Mi vestimenta no es la adecuada. Tengo bermudas de jean, unas zapatillas Adidas estilo básquet y una remera que va en degradé de azul a celeste. Tendría que haber venido con disfraz.

El hombre cierra la rendija y abre la puerta.

-Pasá, seguí derecho y hasta el fondo. Es allá.

-¿No tengo que registrarme?

-No.

No quiero discutir, no me conviene y tampoco me importa. Camino hasta el fondo y empujo la puerta. Entiendo todo. State, “Palacio Alsina”, ese es el nombre que mejor le calza. Primera vez que entro acá. Este lugar siempre me sonó muy glam y a mí me gustan la oscuridad y las paredes transpiradas de los subsuelos ocultos.

Todo está muy tranquilo. En el fondo, como cincuenta metros más adelante de donde estoy yo, hay una pantalla gigante que proyecta las palabras BOILER ROOM en un paisaje de montañas y tierra colorada. Barem (Mauricio Barembuem) está probando el sonido, mientras los camarógrafos lidian con las vibraciones de los sub-woofer.

Barem es uno de los Djs argentinos que más éxito tuvo en el exterior. Trabaja en M_inus, mítico sello de Minimal Techno fundado por Richie Hawtin.  Básicamente vive sueño del pibe –al menos el de todo pibe que le guste la electrónica-. También están dando vueltas por ahí Chancha via Circuito (Pedro Canale), que se hizo conocido gracias a haber producido uno de los soundtracks de la última temporada de Breaking Bad. En el capítulo 10 de la temporada 5, Walter White va a guardar sus millones al desierto. Comienza a sonar una voz masculina muy conocida, con una fuerte base de bajos: “Quimey Neuquen” de José Larralde, pero en una versión remixada. También están los djs argentinos Alexis Cabrera y Ernesto Ferreyra. No veo por ningún lado a la parejita de djs de DFUNKLUB.

Hay cerveza gratis. Frente a una de las barras hay unos receptáculos raros con hielo y botellas pequeñas de Miller. En otra de las barras están armando el stock para cuando comience la fiesta. El auspiciante principal es la marca de vodka Skyy. Ernesto Ferreyra está con una botella de agua, a unos metros a mi izquierda, mirando a Barem que prueba el sonido. La cabina es lo que puede verse en streaming cuando se engancha un video de Boiler. El Dj está de espalda a la pista, una pista pequeña y bastante exclusiva, donde la gente a veces baila. Lamentablemente hay un amor demasiado grande por la cámara y muchos de los que asisten a los eventos luchan por posicionarse a espaldas del Dj para ser eternizadas en un set que verán millones de personas.

Son cerca de las 9PM y ya hay bastante gente dando vueltas. Va a comenzar Chancha Via Circuito. Siendo sinceros no es una música para bailar pero la propuesta no es para nada mala y la fusión entre música folklórica y electrónica queda muy bien. No es como el tango electrónico que siempre queda grasa, porque lo único que intentan hacer los productores es poner una base electrónica y arriba todos los instrumentos. Sin dudas eso no es hacer música electrónica. Para que quede bien deberían lograr generar la cadencia del tango a través de los samplers y los sintetizadores. Eso está bien hecho. Una mujer llamada Miriam, que parece ser de algún pueblo originario, lo acompaña con voz y una percusión. ¿Por qué hago tanto hincapié en la producción y el baile? No se trata de una especie de fascismo musical, sino de distinguir el verdadero trabajo de aquellos que solo desean fama. Captar una esencia musical es un trabajo de atención, de análisis, de dejarse llevar por esa experiencia única del sonido. La música es inefable, sí, pero eso no quita que se pueda encontrar una forma de capturarla, como sonido, de buscar sus especificidades en la práctica y no en la explicación. En fin. Chancha via Circuito empieza.

Hay un grupo no muy grande de gente que baila detrás del Dj. Me quedo del otro lado, viendo al Dj de frente, donde también hay gente. Mientras escuchamos seguimos hablando de música. Sin duda, de lo que propuso Boiler Room en Buenos Aires, Chancha es de lo más original. Lo demás puede sonar bien, pero la propuesta no es nueva. Hubiera sido más interesante traer a los Djs Pareja a que mezclen un poco de las cosas de sello de Matías Aguayo y su sello Cómeme.

Las chicas van y vienen. Muchas parecen modelos, más lindas incluso que las que se ven en TV, más lindas aún que la realidad detrás de cámara de muchas chicas de Hollywood que le comen la cabeza al público en cada nuevo estreno. Hay un problema, la belleza de estas mujeres y chicas: es fría, distante, duele. No me refiero acá a una cuestión emocional o a una sensación de inferioridad que me puedan llegar a generar, eso en lo que hago hincapié es esa humanidad ausente en la mirada, en la forma de caminar y de relacionarse. Sus sentidos, mejor aún, su “mundo circundante” está compuesto por un par de cosas totalmente ajenas a todo tipo de posible socialización real: fama, dinero, notoriedad y moda, solo responden a eso. ¿Podría conversar con estas chicas? Creo que no. Si alguna nos dirige la palabra a mí o a Lorenzo -un joven periodista del Buenos Aires Herald que vino a  cubrir el evento- es por error o para preguntarnos por alguien más. De alguna forma la gente debe creer que estamos ahí por algo, que alguien nos conoce y por eso nos dejaron pasar, sin embargo nadie puede reconocer quiénes somos exactamente. Ante la duda mejor ignorarnos. Mientras los demás se exhiben y se muestran unos a otros como si tuvieran señales de luces en el cuerpo, mi compañero y yo miramos cómo todo sucede, y cómo esas chicas a las que la naturaleza ha dotado de una biología de rigor casi formalista bailan, posan y se prenden un cigarrillo. Están aburridas, lo sé. El tiempo de alegría se les pulveriza, experiencia de superficie. Mientras más las miro más me doy cuenta de algo: como todo producto bello, como todo lo concebido desde la estética, sólo está ahí para la contemplación, la vampirización visual. ¿El contenido? A nadie le debe interesar demasiado, a esta gente le encanta el packaging.

Está tocando DFUNKLUB, me aburro. Es temprano, pero esto es como un soundtrack para una estar sentado en algún lugar tranquilo y cómodo, o acostado en una hamaca paraguaya viendo el fluir del río. Acá está oscuro, acá la gente quiere bailar. Esto no calienta la pista, la enfría. Yo paso el rato hablando con Lorenzo.

La gente comienza a llegar en masa. No sé de donde salieron o quién los invitó, pero están desesperados por pasar, se les nota en la cara. Tienen la efervescencia típica de los que quieren pertenecer. Eso no es cool. Cool es fresco, para ser fresco hay que tener cierta indiferencia, cierta distancia, no estar consumido por el engranaje y su ritmo.

Arranca Alexis Cabrera. Lo escucho sin mucha atención. Con Lorenzo queremos entrar a la pista detrás del Dj, pero está lleno. El seguridad que vigila la entrada nos dice que con nuestra pulsera amarilla que nos dieron podemos pasar por el otro lado. Eso implica que puedo acceder a donde otros no. Del lado derecho de lo que se ve en la pantalla al poner el streaming hay un pasillo, tranquilo, donde hay buen sonido y por donde andan los Djs.

Cabrera termina de tocar y comienza Ernesto Ferreyra. Estoy en el pasillo con Lorenzo. Miro para atrás, entro en shock:

-Lorenzo, Lorenzo, Lorenzo, mirá atrás mío, disimulá. ¡Hay dos tipos iguales a Federico Klem! –Lorenzo se da vuelta y apenas puede mantener la risa. Son una versión surrealista de las niñas del pasillo en la película El Resplandor.

Ernesto Ferreyra es otro de los djs argentinos que ha logrado hacer su carrera con éxito en el exterior. Su trabajo es, básicamente, mantener la fiesta en la república de la fiesta: Ibiza. La música es buena. No lo niego, pero siento que estoy asistiendo a algún tipo de representación.

Algo no cuadra, quizá soy yo. Barem comienza a acercarse para hacer la transición. Ya es la 1 AM. La música sigue siendo buena y yo trato de despegarme un poco de lo que veo, para disfrutar tranquilo, pero no puedo. Paso las horas mirando lo que hay a mi alrededor.

Es tarde. Ferreyra vuelve a asomarse a las bandejas. Ya son las 3 AM, la fiesta terminó para mí. Bah, “la fiesta”. Recuerdo el evangelio de la música house y pienso: la fiesta solo existe cuando todos son amigos y, por lo tanto, cuando nadie es nadie. ¿Cómo compartir la comunión del baile con alguien que trata de no despeinarse, con quien pasa horas tratando de lucir despeinado, casual, con los que están en pose, los que quieren cámara? Salgo de Palacio Alsina, la calle está vacía. Me tomo un taxi y vuelvo a mi casa pensando en esos tugurios subterráneos donde la vida y la muerte se mezclan continuamente y el éxtasis del baile destierra la imagen y purifica al espíritu de la impureza del tiempo. Yo no acabo de salir de una fiesta, acabo de salir de una obra de teatro con buena música, donde todos quieren ser el actor principal. Sólo fui un espectador.//z

44 thoughts on “Boiler Room: la caldera de las vanidades

  1. “una obra de teatro con buena música” nunca mejor sintetizado, un evento para figurar, un encuentro de poses y apariencias a confirmar, lo única conclusión y misión que deriva de esto es empezar a hacer streaming sin avisar, sin alertar a esta gente que prima mas verse bien que sentirse bien bailando, ahí veremos una verdad pista de baile

  2. tal vez lo que ocurre es lo que le pasa a cualquier forma de expresion artistica luego de la efervesencia inicial. A mi entender, luego de las expresiones inicialesv (que suelen durar decadas, hasta que el nuevo genero es reconocido, etiquetado y categorizado) lo que era visto como cultura underground, vanguardista, extraña, oscura, pasa gradualmente a aser, primero aceptado, y con el tiempo celebrado y cuidadosamente aprovechado en todas sus aristas. Le paso al jazz, al tango, al rock, a la musica clasica… El laboratorio ya encontro la mayoria de los colores, y la propia evolucion lleva al paulatino desarrollo de subgeneros que le dan coherencia a lo que a esta altura ya es un movimiento. Ahi suelen aparecer los especialistas, que como buenos criticos son grandes catalogadores de lo que, normalmente, crean otros (no lo digo en sentido despectivo; a su manera es una participacion indispensable en la conformacion del fenomeno).
    Los creadores que se acercan en esta etapa ya no estan participando de la misma dinamica de los comienzos: ahora hay estilos, casilleros, con sus respectivos guardianes, que puntillosamente determinan quien es quien, que es lo que va o lo que no va, que es cool, grasa, punchi, marchita, comercial, under, de culto, o sus contracaras. Ya hay mapas, cartografia. Nada es lo mismo, y asi es en todos los ordenes de la vida (recuerden Gran Hermano; el elenco de la primera temporada entro sin idea de lo que iba a ocurrir, mientras que ya al ańo siguiente se veia que estaban todos especulando con lo que iba a pasar como resultado de participar;). Creo que es un fenomeno humano.
    La musica electronica hoy lleva mas de cincuenta años de desarrollo, con grandes diferencias de penetracion al comienzo en cada pais, hoy diluidas. Ir a un club de jazz y pretender escuchar lo que era el jazz es tan dificil como ir a una fiesta electronica y pretender experimentar la musipca electronica como era en su esencia original: experimentacion sensible sin peros ni puntos ni comas. Hoy Eminem hace mas Jazz que los jazz men, a mi juicio. Y Pharrel bucea mas sinceramente en las profundidades de la creacion que los que se preocupan por la credibilidad o “coolnesss” de lo que hacen, amparados por la chapa de estar en la cresta de “donde hay que estar”.
    Paradojicamente el pop me parece mas fresco, suelto de cascos, libre, que todos los “generos serios”. Incluyo al publico tambien.
    Toda pretension de seriedad arruina al artista, creo yo. Lo hace rigido, cuidadoso en el mal sentido, mas preocupado por su propio brillo que por el de su arte, que es lo que perdura. El artista muere siempre, a diferencia de su creacion.
    El mainstream quiere la credibilidad under, y el under… No se si el under tiene muchas pretensiones, y tal vez eso es lo que lo mantiene vivaz.
    Logicamente los eventos hoy son muy distintos a los de antes, y la vida digital multiplica por millones cada pequeña rugosidad, relieve, diferencia, pero para mi todo crece, se pone mas interesante.
    El problema son los nombres, los casilleros.
    Siempre vas a encontrar calles de tierra, caminos secundarios, no importa de cuantos carriles sean las nuevas autopistas.
    Estamos creciendo.
    Salute

  3. Son las 4 am. Me encuentro despeinado y semidesnudo, con mal aliento. Hace minutos, casi hirviendo sentí una presión en mi nuca que me despojó del rutinario descanso nocturno, bendición quizás en este mundo que entre nimiedades, buena onda y delincuencia me da la oportunidad de hacer algo original, consciente y por tanto con sentido. Sí ya aburrido de agarrarme la hasta conmigo mismo frente al espejo agarro mi smartphone para pelearme conmigo mismo, mientras peleo con alguien más. Será el problema mío? No ,nunca lo es. lo de afuera está siempre mal, lo de afuera siempre es lo que está mal, lo de afuera está muy mal.
    Como les narraba poco antes de tropezar con mi loop de cinismo y decadente autoconfirmacion, me desperté en medio de la noche. Bajé tomé un poco de agua y al abrir la heladera vi algo más que sorprendente aquello que era mi hábitat «ahora veo que no» natural. Será la entropía del universo afectando de manera especial como siempre la noche? Seré yo quien está del ogt? Nononono. Veo tanta vulgaridad y banalidad entre mis consumos refrigerados.. ay de mí . ..
    Los he observado como mirándome al espejito. Viendo que dicen de mi. Desalmado, sombrío (siempre preferí los sótanos y si me daban rienda suelta en la cama hasta flasheo bdsm tanto como me dejen ;-)). Esos productos orgánicos más allá de mi capacidad de pago me delatan snob lo veo por acá y allá en este metaespejo inteligible, se lo comento a mi perro “Taz”, muerto por cierto, que merodea la casa como un fantasma y nos reímos de mi insensatez. Le comenté, también de mi ropita y otros consumos le hablé de un reconocido autor de hsjsbsjkajabajal dando la nota de que ««pese a todo soy un tipo listo, yo sé. y comunico ;-)»» algo de lo que no estoy muy seguro. Tomé esa mermelada de cebolla que compre en una inédita tan cool ram fresca a a un precio exorbitante y en vez de untarla con mi pancito sobrado del matutino último fin de semana la tiré a la basura. Sí soy un rebelde. Desde cuando tengo que comer tan caro y saludable? Yo lo compré pero parece que cada vez es menos libertad y más hype verde en esta heladera que alguna vez en mi adolescencia si albergaba una hamburguesa fría blanqueada x la misela del frio en la superficie era gozada en medio de la noche fría sin asco… Será que será que… nononono.
    Pd: chupate un culo Gil la próxima que no quieras ir a cubrir la BR pasame un mail que yo voy sin asco y escucho sin distancia de frescura careta a eso que capaz suene cono el culo disfruto de la birrita gratis y con mi ropa «no apta» voy a averiguar si esas pibitas que juzgas de prepo desalmadas me hablan o no y hasta seguro terminamos fumando de mi prensadito cacuija de mi barrio con la mejor con alguna.
    Los salame s que comparten esto como «la posta 😉 al fin alguien lo dijo» son eso. Ah y gatos y chetos de clase media snobs al palo. Vos lo dijiste Pa fuiste a la BR no a un «sótano Under ;-)» una nota al menos papá… todo queja de bobo (bohemian bourgoise) das bronca yo buscando un laburo copado hace medio año y aplicando ahora de mesero y lumpenes como vos pidiéndole naranja al nogal y encima sin hacer tu laburo. Perdón por agarrarmela con vos agarrandomela conmigo, es que me desperté a las 3 y algo y no me pude dormir. Besito. Eu artezeta si me queres dar laburo tenes mi mail. Estudio filosofía va ambientales e hice programación soy re pozmo Ojalá encaje :-$ Posta. Ah qué.

  4. Excelente manera de describir algo tan tremendamente vació. Una pena que lo que es algo tan querido para algunos este mutando en un show donde solo importa aparentar…

  5. Muy buena reseña. Sinceramente los caretas me caen mal. Me encanta que Boiler Room genere contenidos en BA, dandole espacio a nuevos artistas, pero la fantochada fashionista me la baja con todo.

  6. MUy buena la nota, la escena electronica cada vez esta mas comprometida, donde ahora con ser “lindo” y manejar el sync del traktor ya tenes mas laburo que alguien con ideas musicales.
    Mucho Aoki y poco Carola. Asi estamos.

  7. Muy buena reseña..
    Me quedo con esto: ” Tienen la efervescencia típica de los que quieren pertenecer. Eso no es cool. Cool es fresco, para ser fresco hay que tener cierta indiferencia, cierta distancia, no estar consumido por el engranaje y su ritmo”

  8. Excelente reseña. La verdad que yo tenia muchas ganas de ir por la magnitud de lo que significa Boiler Room a nivel electronic music, pero me imaginé que iba a pasar esto de que iba a haber simplemente gente con ganas de figurar y no disfrutar de buena música por un rato. El ambiente se está “contaminando” si me permiten la palabra. Saludos!

  9. “este lugar siempre me sonó muy glam y a mí me gustan la oscuridad y las paredes transpiradas de los subsuelos ocultos.” cocoliche…

  10. Nada de musica y prejuicios en todo el texto, definiendo cool y no cool. Mucho guitarreo y vuelta para catalogar gente. Describe a las personas y luego a sí mismo para diferenciarse…
    Típico de universitario “posmodernista”(?)

  11. La música es inefable, a lo sumo se la puede referir a través de la metáfora. Igual, amigo Martín, me estas pidiendo algo imposible. Cómo voy a hablar de música si Boiler Room no se trató de música? Hay una diferencia muy grande entre una fiesta e ir a una obra de teatro. Es una fiesta todos participan, si no no es fiesta, acá la gente iba a hacer su personaje y nada más.

  12. Más de lo mismo para gente del montón.

    Que esfuerzo tan grande hacían para quedar cool frente a la cámara. Ya casi lo logran, chicxs, no se den por vencidxs!

  13. Buena narración de un acontecimiento que (no es novedad), es careta. Véase como quiera verse… esto es independientemente que haya sido en Buenos Aires o se haga en Berlin. Un evento filmado en el cual el publico quiera aparecer en cámara, es careta. Le moleste a quien le moleste.
    No creo que el autor haya destacado una novedad.
    Lo interesante de este evento muchas veces son las propuestas musicales, las cuales Alan le puso muy poco interés y sí le puso más foco quizás en sus propias inseguridades de por qué las “modelitos” ni lo miran… jaja
    Sobre gustos musicales es todo muy subjetivo. A mí hubieron cosas que me gustaron más que otras… Pero es difícil catalogar si algo es bueno o es malo. Te gusta o no te gusta. O lo entendiste o no lo entendiste.
    Coincido con que Chancha Via Circuito fue lo más original. A mí particularmente me partió la cabeza. Y los otros artistas también me gustaron independientemente de las diferencias de estilos. Destaco el carisma que le puso Alexis Cabrera al igual que Ernesto Ferreyra (y la música de Ernesto, lo mejor a mí entender de la noche). Barem es Barem y maneja muy bien el dote de ser (después de Cattaneo), el más reconocido en el exterior. La pareja que tocó después de Chancha, Dfunkclub, no los conocía pero me partió la cabeza que hayan tocado con discos de vinilo, cosa nada común en estos días.
    Pero bueno, evento careta si los hay…
    Quizás Alan te quedaste ofuscado porque el de Seguridad no te dejó pasar para el sector atrás del DJ (y así aparecer en cámara).
    Saludos, peace & love.

  14. Osea fuiste no t gusto e igual te quedaste.. Solamente para criticar todo!! Malisimo lo tuyo.. Yo fui a la 1 am y el ambiente era gente educada y copada.. Obviamente las rubias son antipaticas y los flacos se creen cool por estar ahí! era boiler room maestro algo internacional no un boliche más si te gusta bailar anda un domingo a alsina jajajaja!! Aparte sino te sentías a gusto te podrías haber ido… Que aportastes vos para q no sea tan malo como para vos fue? Solo críticas! Hay gente q no se banca el conchetaje pero avalar a alguien que lo critica todo porque no se pudo sentir parte de la fecha es malisimo! El peor post

  15. Yo no me trago tu parada de escritor indie latinoamericano en un mal dia. Osea, si te invitan a chupar gratis y mirar minitas y te escudas bajo la excusa de “era muy superficial para mi” mejor quedate en casa escuchando tus discos de Joy Division. Una bosta de reseña, verdaderamente.

  16. Excelente nota, Desde nuestra vista de espectador realmente parecía todo muy armado, era como si fuese una fiesta de alta sociedad.Si BR es algo muy “under” No logro entender porque la gente esa que estaba ahi como que no encajaba ahí.Y entiendo que te tenías que quedar ahi para cubrir la nota.Muchos espectadores quedamos disconformes .Siempre las mismas chicas tetricas que parecen que estaban desfilando.Los sets muy Buenos.Especialmente el de Ernesto Ferreyra a mi gusto estuvo muy bueno.Saludos!

  17. Muy buen resumen mejor descripto imposible…la electronica es una forma de vida para algunos artistas…y es una vidriera fashion para otros…muy vacio todo en boiler Room

  18. Yo concuerdo con el alma de la nota, BR tal vez prometia algo que no es, y si, muchos tal vez inocentemente pensamos que podria serlo. Y me refiero a la propuesta de una fiesta donde se comulgue con la música y la danza, seas o no “del palo” y te sepas o no de memoria los nombres de un monton de dishays. Y sí, la musica es un negocio que le da de comer a quienes laburan de ella y quienes laburan a los que laburan de ella, como indican todos los vivos que dicen que no es novedad que BR es comercial y careta; el tema es que a veces la musica y la fiesta es algo mas…
    Que se yo, a veces pasa que te vas a las 7 de la mañana de un megaevento mirando a tu alrededor y sientiendo que lo que te pasó a vos, le pasó a todos, y compartiste algo imposible de comunicar mas allá que viviendolo, de esos momento que nos hacen trascender me refiero. BR no fue el caso, y muchos dicen “pero que novedad!” y yo digo, que cagada, podria haber sido, por el line-up, por la intensión, pero no, fue un rosebad remixado y nadie te avisa, che!
    Ahora, si muchos buscamos esas experiencias musicales, y creo que somos los suficientes para darles de comer a los que lo laburen, por qué no podemos generar esos espacios, de cualquier medida y alcance?

  19. Comparto con los q dicen q es pobre e injusta tu cronica . Creo q lo q queda claro es q la viste de afuera y no entendiste nada del concepto, basicamente el boiler room plantea una intervencion de una espacio dentro de otro y eso estaba no solo perfectamente logrado desde la espacialidad sino a su vez desde el contenido musical bajo una excellente alquimia en el lineup . Es triste q gente q no tiene la cultura necesaria para saber valorar un evento de este nivel ocupe no solo un espacio sino ademas q ae tome el atrevimiento de querer bajar linea de algo q desconoce en la totalidad.
    Sin animo de ofenderte segui participando creo q lo tuyo es debut y despedida.
    Slds de bernal!
    P.

  20. “Que hablen mal de uno es espantoso; pero hay algo peor: que no hablen”. O.W

    Indie latinoamericano, me encantó esa. Es algo así como un hermafrodita post colonialista.

    Uno no puede caerle bien a todo el mundo.

    2 cosas
    -No te olvides de posar, en la disco o en el bar
    -Dale, dale con el look. Pero no termines como el Capitán Cook

    Esto es como ir a ver una película, no les gustó pero ya gastaron la guita para la entrada. Gracias por invertir su tiempo, lamentablemente no puedo devolvérselos.

    Hater gonna hate.

  21. Entiendo el punto de vista del periodista que escribió la nota. Pero estaría bueno que se informen bien sobre el concepto del BR, arranca la nota refiriéndote al evento como “fiesta electrónica selecta”, cuando BR en realidad es un programa que se transmite vía streaming por Youtube.
    Lo que vos describís son los acontecimientos ocurridos en el set de filmación montado en Palacio Alsina para la grabación de BR.

  22. Lo que se vio fue la clásica actitud chupamedia de la chetada porteña de parecerse a los europeos, se veia como esas puestas en escena de las publicidades. Si los que estaban ahí hubiesen sido los que habitualmente van a ver música electrónica, mandibuleando, comiendo pico dulce y demás, tal vez hubiésemos visto algo más divertido.

  23. Simplemente no estabas en tu sitio de pertenencia o en el que mas cómodo te sentís yo lo veo diferente creo que voy a fiestas electrónicas por la música no por amistad a nadie no por bailar en un subsuelo mugriento ni por hacerlo en el mejor club sino por la música en gral si me gusta voy y del otro modo ni me acerco a el lugar. Estuve un rato en el boiler no me gusto ninguno de los dj’s el ambiente no era malo, aveces uno se deprime ante lo que no puede alcanzar. No es mi caso

  24. Tremendo gil, y la gente que comparte esto es alta envidiosa, todos bardeando para ir, y como no pudieron ganar entradas ni los invitaron, todos están a favor de esta nota que tiene puras quejas. QUEJAS QUEJAS QUEJAS, ESCUCHO QUEJAS Y NO SOLUCIONES… Qué fácil es hablar…

  25. Trabajo para una agencia de booking de Djs internacionales, la diferencia es que cuando hablas con Ron Maney o K Alexi o Pierre o Jeff Mills (así muchos) te das cuenta que aun hay una propuesta que sobrepasa la mera supercialidad. Puede ir y tocar en el Boiler Room que, como digo, suele tener buena música. El tema es que. cuando ves la careteada extrema en primera persona, igual o peor que un boliche menemista (Cielo-Pacha).

    Uno siempre tiene cierta carga ideológica cuando escribe, en este caso no tenía por que atenuar mi descontento frente a la situación. Por suerte había alcohol gratis. Siempre me pareció paradójico que las cosas gratis se den donde hay gente que tiene mucha plata, que ironía.

  26. hicieron un casting para elegir la gente , con eso decimos todo, en vez de vender las entradas y que las compren como en todos los boiler del mundo, aca el paparulismo se hizo presente , las pautas las pusieron los djs principales del evento, djs champagne, cuando el agua tendria que abundar…

  27. Saludos.

    Yo apoyo la reseña y admiro al Sr. Alan porque sea desconcertado, aburrido o aterrorizado, describe y sintetiza muy bien; además para el sarcasmo hay que tener cerebro.
    Lo que rescato de la escena es netamente humano y de conexión entre estos, el entorno natural , digital y los sonidos. Sin ser un experto en la materia y conociendo poco del desenvolvimiento de la escena en otros Países; pero con una trayectoria de 18 años, interesado en leerla, digerirla con medios, etc. me atrevo a criticar no tanto al movimiento, si no a los seres humanos que se lucran de una u otra forma y le retribuyen un aporte cultural e histórico a esta. Muy triste como alguien dice frescamente que el under muta al comercial como otros géneros. Under es Under y quienes lo disfrutamos y valoramos… actuamos y pensamos en pro de su prevalencia; también en otro post como LEDE calculé el 90% de la escena de mi ciudad, aquí también la cosa es crítica y hace poco vengo pensando seriamente que en mi Ciudad hace falta quien promueva nuevamente las pistas llenas de groove y los escenarios llenos de seres vibrantes y conectados, es un trabajo cultural que no se puede dejar de hacer y reforzar y post como este estimulan a las personas que en realidad sienten y tienen una visión global y a largo plazo de la incidencia de este estilo de vida cultural, social, humano y artístico.

    -Humanidad ausente en las miradas.
    -Vampirización visual.
    -Ser cool.

    Son cosas que debemos vivir demasiado bien desde la buena perspectiva para lograr lo que sabemos, basados en historia y hechos reales del día a día, que son las que el mundo necesita. Lo que pasa es que hay locos y locas que se hacen los ciegos porque no les duele, sus fibras no son lo suficientemente sensibles como para esperar esto de quien los rodea, pues ni siquiera los miran a los ojos al cruzarse con ellos¡¡¡

    Para mí es un buen post de alerta para los grandes promotores y productores de la cultura electrónica en BAS y para BOLIER ROOM.

    JFEE.

  28. Gente, seamos honestos con nosotros mismos. La reseña es cruda y real.
    Leí varios comentarios que atacan al autor sin esgrimir ningún argumento que refute la experiencia que él detalla. Me lleva a pensar que muchos se han reconocido en estas palabras y no pueden confrontarse a sí mismos. Carajo, no conozco nada más difícil que ponerse en juego a uno mismo.
    Como en muchas esferas de la cultura, hubo gente conmovida por el arte y gente que sólo quería poder contar la anécdota. Y quizás, hasta llevarse alguna foto que compruebe que estuvo ahí.
    Formulo una única pregunta y hago alusión a la psicología de masas: ¿es necesario bailar apretado al lado del dj?
    La música se escucha mejor a cierta distancia del parlante (proporción áurea). Por lo que entiendo entonces, que todos aquellos quienes estuvieron bailando arriba, detrás de las bandejas, posiblemente escucharon sólo una distorsión de lo que realmente estaba sucediendo. Sumergidos en una vorágine de movimientos del cuerpo, quedaron expuestos como arlequines de la moda.
    Todas las corrientes se nutren del genuino y del simulador. La simbiosis entre todos genera el impulso para el cambio.
    Adelante caretas y adelante genuinos, sin todos nosotros no habría cultura.
    Sin variedad, no hay sabor.
    Chau.

  29. Jaja, el de la mermelada de cebolla. Me parece que diste en el clavo, pero porque las dos cosas se encaran desde el lado de la exclusividad. Una cosa es la moda organica/saludable, el marketing, y otra cosa es el deseo y la busqueda de lo natural. Es mentira que lo saludable es caro, si lo compras en Organic Food From Down Town BS AS Store y todo viene en paquete, bueno…
    Y la exclusividad de estos eventos, viene desde dentro nuestro. Quien no estuvo en fiestas autogestionadas, donde tambien se formaban grupos “selectos”? Esto viene desde pibes, de temores propios del niño herido, hoy explotados en la masividad de las “fiestas”. Porque hoy y como hace tiempo ya, la “fiesta” es negocio (formato electronica, cumbia, folklore, etc), es control, es una maqueta de la expresion humana sincera, replicada desde un lugar sin expresion humana sincera, llena de especulaciones. Eso no es amor.
    Y todo eso, lo alimentamos cuando vamos a escuchar solamente a los artistas seguros, a la elite, cuando nos enfurecemos porque la musica se corto 10 segundos, 3 veces en 6 horas… o cuando el dj pifia un par de veces, cuando nos la baja que el sonido no este potenciado por equipos de miles de dolares o que el sistema de luces sea pedorro o no exista, cuando nos molesta que haya gente distinta y no solo como “nosotros”, cuando estamos dispuestos a que nos revisen los bolsillos y nos pidan DNI, ademas de muchos de los billetitos, donde adentro sale todo 5 veces mas caro que afuera.
    Y a lo que se le dice “under” tiene ese dejo de magia, porque normalmente no hay pretensiones, no hay una busqueda a la excelencia, se encuentra gente a jugar juntos. Ver a tu amigx, al pibe que conoces de vista poniendo musica, o al que nunca viste pero esta ahi con vos, que se acerco solo por amor a hacer lo que esta haciendo ya es suficiente. De una que lo que hace Eelke es fantastico, pero traerlo desde europa? Dale loco, pone musica vos Jorge, que ya le estas agarrando la mano…
    Pero uno crece, vive, experimenta y nos podemos quedar en el analisis amargo de que la estan careteando, de porque en una FIESTA se ven a tantos tan tristes y asustados? O podemos aprender, amar de verdad y repensar, resentir lo que es el festejo, que los que quieran bailar, festejar, sean los creadores de la fiesta, porque ahi es donde hay fiesta, cuando uno quiere celebrar estar vivo, compartir, sentir junto a otros, la musica es solo un condimento.
    Y cuando en el plato solo hay/ves condimento, te vas con hambre. (segui el hilo de la mermelada y la comida sin darme cuenta, me encanto jajajaja).

Comments are closed.